sábado, 3 de septiembre de 2011

DESPIERTA, NO VINISTE AQUI A DORMIR




Si, despierta, no viniste al mundo sólo para dormir, para dejar que las cosas pasen por tu lado sin hacer nada para que sean mejores.

Si, despierta, libérate, animáte a realizar tus sueños. No pierdas más tu tiempo. Dios te ha de perdonar, el tiempo no. Ya tendrás mucho cuando descanses en la eternidad por siempre.
...
Despierta, debes aprender a observar la creación, a contemplar un amanecer, una flor, el canto de las aves. Estás vivo ahora; vive apasionadamente la oportunidad que tienes de vivir.

Despierta, deja que tus anhelos le den la vuelta al mundo. Que tus sueños vean el mañana con los ojos abiertos y que sigan soñando hasta que se hagan realidad.

Despierta, contempla el milagro que te rodea. Tú, sólo tú, ya eres un milagro. Hoy estas vivo y debes tener más de un motivo para ser féliz.

Despierta, niégate a ser sólo un espectador de tu vida y conviértete en el autor principal de esa obra: tu propia vida.

Despierta, conviertete en la fuerza que necesita el mundo. Decídete a dejar tu
huella, tu esencia aqui, tu aroma aquí. Alcanza la estrella más linda del universo y atrévete a vivir como si fuera el día más importante de tu vida.


De: Elma Alanis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada